La suboficial PNP Cynthia Chaparrín Ponce fue detenida la mañana de ayer sospechosa de sustraer las pertenencias de sus colegas de la División de Tránsito de Huánuco.
Se conoció que la intervención y detención de la indicada policía se produjo luego que la suboficial Nieto reportara la desaparición de su CIP (Carnet de Identificación Policial), DNI y la suma de 350 soles que habría ocurrido entre las 3 y 4 de la tarde del miércoles, mientras descansaba.

Por orden superior se realizó el registro a todas las efectivos que prestaban servicio aquel día, pero no encontraron nada. Ante ello, se ordenó que todas se quedaran a dormir en la base policial.

Ya en la madrugada del día siguiente, la suboficial Chaparrín Ponce salió de la cuadra (dormitorio) porque debía llenar los cuadernos, circunstancias que aprovechó la agraviada y otras colegas para registrar sus pertenencias.

Es cuando encontraron el porta cip con el CIP y dos tarjetas de crédito de la suboficial Katherine Rojas Estacio, que anteriormente laboraba en dicha unidad, hecho que dieron cuenta a la oficial de servicio.

En comunicación telefónica, la suboficial dio a conocer que hace un mes perdió su CIP y otras pertenencias en dicha base policial, pero no se explicaba las circunstancias en que ocurrieron.

Al ser preguntada sobre el CIP de Rojas, la intervenida dijo que hace una semana lo había encontrado en la calle.

Poco después, otra efectivo policial halló en la guardia un Porta CIP que al abrirlo pertenecía a la suboficial Nieto.

Ante ello, las suboficiales de servicio procedieron a detener a la sospechosa que fue puesta a disposición de la División de Investigación Criminal (Divincri).

HABEAS CORPUS
Alegando una detención arbitraria, el abogado de la detenida presentó un habeas corpus, por lo que el juez Ángel Gómez llegó anoche a la Divincri y verificó la documentación de la detención, así como también interrogó a los policías a cargo de la investigación y a la misma investigada.

El juez habría verificado que no había detención arbitraria por lo que no dispuso su liberación, pues la misma suboficial  habría reconocido haber tenido las pertenencias de la suboficial Rojas. Alegó que dicha documentación se lo entregó hace una semana el conductor de un trimóvil.

En el 2016, Chaparrin se hizo conocida a través de un vídeo en el que se la veía limpiar el rostro y manos de un mendigo y darle de comer. (Diario Página 3)