Prisión preventiva para cuatro presuntos integrantes de la organización criminal “Los Terribles de Huánuco” y comparecencia con restricciones para uno, dictó el juez Iván Aguirre. Hoy continúa la audiencia en la que se decidirá la suerte de los otros 15 detenidos.
El juez se refirió en primer momento al investigado Teófilo Huamán Soria (34), “Negro o Nesho”, a quien el Ministerio Público acusa de cometer 4 hechos: Integrar una organización criminal, usurpación agravada de los terrenos La Pedroza y San Andrés, así como el homicidio de Russel Espinoza Mejía, presidente del asentamiento humano Las Lomas de Dios.

Tras analizar los elementos de convicción, el magistrado declaró infundado en lo que respecta al crimen del dirigente. Sobre los otros tres hechos, señaló, Teófilo sería el segundo de la organización criminal que dirige el prófugo Víctor Hugo Isminio Labajos, “Loca Yessy”.

Teófilo, según los colaboradores eficaces, sería quien buscó a Isminio para decirle que el terreno de la Pedroza estaba en problemas, por lo que “Loca Yessy” habría convocado a un grupo de personas que tras varias reuniones ingresaron a a La Pedroza o Pedraza, en abril del 2018 y posteriormente a los terrenos de San Andrés.

De ser condenado por los tres delitos, la pena que se le impondría sería de 13 años.
Sobre el estudiante de derecho, Saúl Pérez Bonilla, el juez encontró fundamento para dictar prisión. Él es sindicado de asesorar al grupo de Teófilo Huamán, con quien incluso participaba en las marchas que hacían a varias instituciones con la finalidad de formalizar la denominada Asociación de Vivienda de la Comunidad Campesina de la Microcuenca Mancapozo.

Pero Saúl no solo asesoraba, sino también disponía de los terrenos. En uno de los audios se les escucha coordinar la confiscación de varios terrenos.

Incluso el día de su detención, las autoridades hallaron entre sus pertenencias 62 actas de compromiso, carnets de asistencia, DNIs, entre otros documentos.

Saúl es investigado solo por el delito de organización criminal, por lo que podría ser condenado a 8 años de cárcel.

El juez también ha dictado prisión para Sonia Cervantes, la esposa del cabecilla Víctor Isminio. En la investigación se detectó que a su cuenta bancaria, varios integrantes de la organización le depositaban dinero recaudado de los invasores.

Ella negó los cargos, pero hay conversaciones que la involucran con la organización criminal. Pero además es acusada del delito de tenencia ilegal de armas, pues en su casa le hallaron una pistola.

Mayra Cámara Silva, también será encarcelada. Ella es acusada de ser tesorera de la organización. Al igual que a los otros investigados, fue sindicada por un colaborador eficaz y un testigo en reserva. A ella se le acusa únicamente de integrar la organización criminal.
En tanto que para el exregidor de Amarilis y electo alcalde de Malconga, Percy Beteta, el juez dictó comparecencia con restricciones debiendo pagar una caución de 5 000 soles y cumplir reglas de conducta. (Diario Página 3)