Hoy se cumplen los 10 días de investigación de los detenidos por el caso “Los Terribles de Huánuco”, acusados de usurpación, estafa, extorsión, amenaza, incluso en la muerte de un dirigente y el atentado a otros. El fiscal del caso decidirá si solicita prisión preventiva para ellos o los deja en libertad.

Desde el primer día de la detención preliminar, las diligencias se realizan en las instalaciones de la Escuela de Suboficiales de la Policía Nacional en Santa María del Valle.
La detención de 20 personas, tres de ellas mujeres, se produjo entre la noche del 24 de mayo y el amanecer del 25, en diferentes puntos de las ciudades de Huánuco y Amarilis. Además de las detenciones, en el megaoperativo en el que participaron más de 600 policías  y 38 fiscales, se allanaron las viviendas de los involucrados en la supuesta red criminal “Los terribles de Huánuco” que promovió la invasión del predio La Pedroza en La Esperanza.

El operativo fue resultado de meses de acopio de información, interceptación telefónica, testigos en reserva y otros.

VIGILIA
Miembros de la parroquia San Francisco, amigos de José Luis Vara Pardavé, realizaron un plantón anoche proclamando su inocencia y demandando su excarcelación.

Días atrás el Juzgado de Investigación Preparatoria de Amarilis ordenó la prisión preventiva por cinco meses de Vara Pardavé acusado de apedrear a policías, hiriendo a cuatro de ellos, durante el traslado de los detenidos durante un megaoperativo.

Pero además la Fiscalía sostiene que José Luis Vara Pardavé, alias “Luchito”, está vinculado a la invasión de La Pedroza, pues se le oye en las interceptaciones telefónicas que realizó la Policía.

“Estamos apoyando al hermano Lucho porque entendemos que ha sido injustamente encarcelado”, dice Pedro Gayoso, miembro de la parroquia de San Francisco de la comunidad del campamento de fe y oración.

Argumentó que por la formación de diácono que tiene Vara Pardavé, les resulta contraproducente que haya tirado piedra contra los policías.

Tras indicar que apelarán la decisión del juez, pidió a la Sala de Apelaciones que resuelva desde el lado humano y evaluando las pruebas que presentarán. “Tenemos la fe y confianza de que es inocente”, insiste. (Diario Página 3)