Con una marcha, los padres de familia de la institución educativa Marino Adrián Meza Rosales solicitaron a la Municipalidad Distrital de Amarilis gestionar la construcción de una nueva infraestructura porque “hay peligro de colapso inminente” debido a las fisuras en paredes, desprendimiento del cielorraso por la humedad y antigüedad de la infraestructura.
“Nuestros hijos están en peligro, pedimos la construcción del nuevo colegio”, manifestó la presidenta de la Apafa, Margarita Fasanando.

Cerca de 150 padres de familia marcharon desde el colegio, ubicado en el óvalo Esteban Pavletich, hasta la Municipalidad de Amarilis solicitando el levantamiento de observaciones para el saneamiento del terreno y elevar el expediente técnico al Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied) para que financie la obra.

La directora del colegio, Kely Jump, indicó que el año pasado el Gobierno Regional solicitó que el colegio respete el derecho de vía y la faja marginal. “Nosotros aceptamos, pero hasta ahora no se puede registrar los cambios en Registros Públicos”, comentó al indicar que sin el saneamiento del terreno no puede avanzar el proyecto.

La infraestructura tiene 66 años y hasta hoy no se han realizado refacciones.

“Hay peligro porque los cimientos están carcomidos, en cualquier momento se puede caer el colegio”, comentó.

Dicho colegio agropecuario tiene 376 estudiantes en Educación Básica Regular y 250 alumnos en Educación Básica Alternativa. (Diario Página 3)