N O T I C I A S:

Dos suboficiales de la policía son sentenciados por pedir coima a taxista

19 jun. 2019

Después de tres años, el juez Luis Pasquel Paredes sentenció a dos suboficiales de la Policía por solicitar 120 soles de coima a un transportista a quien acusaron de estar conduciendo su vehículo en estado de ebriedad. Eli Ignasio Huaranga Peña (25) y Josué Irribarren Mallqui (23) fueron hallados culpables del delito contra la administración pública en la modalidad de cohecho pasivo propio.
Elí Huaranga fue condenado a 6 años de pena privativa de la libertad con carácter efectiva, la cual deberá cumplir en un penal cuyo cómputo debe tomarse en cuenta desde el momento de su detención y para cuyo efecto dispuso girar las órdenes de captura a nivel nacional. Mientras que Josué Irribarren, fue sentenciado a 4 años de pena suspendida, inhabilitado por 1 y 8 meses, y deberá cumplir reglas de conducta.
HECHOS. El 16 de abril los suboficiales Huaranga y Irribarren, fueron designados para realizar servicio de patrullaje a pie en el paradero 14 y 15 de San Luis, Amarilis. A las 5:30 de la tarde, ambos agentes intervienen el automóvil marca Chevrolet de placa W1Z-176 conducido por Jerly Juipa Mallqui, a quien luego de pedir sus documentos indican que estaba ebrio y debía acompañarlos a la comisaría de Amarilis. Huaranga, sube a la parte del copiloto mientras que Irribarren decide seguir con su moto.
Al llegar a inmediaciones de la dependencia policial, Ignacio frente a su colega, le dice al taxista que quería apoyarlo a cambio de 120 soles, pedido que en un primer momento Juipa no acepta porque sus documentos estaban en regla y no había ingerido alcohol. El conductor, al percatarse que estaba siendo víctima de un abuso de autoridad, decide llamar por teléfono a su sobrina Tatiana Bejarano Juipa, quien también es policía y trabajaba en la sección de tránsito.
Ante la queja, la policía pide a su tío que pase el celular al suboficial Huaranga para que conversen, pero de forma prepotente corta la comunicación. Luego de unos minutos, Huaranga indica al chofer que tiene la autorización de su superior para apoyarlo a cambio de 120 soles, pero el taxista refiere que no tiene esa cantidad y solo contaba con 60 soles. Luego de recibir el dinero, Huaranga hace señas a su colega para que devuelva los documentos al taxista.
Minutos después de la entrega del dinero, llegó a la comisaría Bejarano, quien al constatar que los documentos estaban en regla y su tío no estaba ebrio decide reclamar a su colega por la intervención arbitraria, pero en respuesta Huaranga le dice: “Ahijada tú no tienes nada que ver en esto, el problema es con tu tío y no contigo”. Ante ello, la agente pide el nombre del oficial que estaba a cargo del operativo, pero el investigado insiste en pedir que no interfiera, porque su jefe tenía conocimiento.
Enterada que su tío pagó 60 soles a los policías, Tatiana Bejarano dio parte al jefe inmediato de los agentes, capitán PNP Roberth Arroyo Palacios, quien a su vez informó al jefe de la División Policial coronel PNP José Rodas Terrones, quien llamó a su oficina a los aludidos y tras constatar la irregular intervención reportó el caso a Inspectoría y orientó al chofer denunciar a la Fiscalía Anticorrupción. (Tu Diario)
Share this Article on :
 

©.-Lic. Julinho Aguirre Soto Director General.