N O T I C I A S:

Juez absuelve de estafa a empresaria Carola Córdova

4 mar. 2019

Aplicando el indubio pro reo, el juez Walter Dávila absolvió de la acusación de estafa a la empresaria Carola Córdova Facundo, a raíz del frustrado viaje de promoción de los alumnos del quinto año de secundaria del Colegio San Vicente de la Barquera del año 2012.Si bien la representante de la empresa Cole Travel se mostró satisfecha con el fallo, el grupo de padres y madres que acudió a la audiencia de lectura de sentencia la tarde del viernes, se mostró disconforme.El fiscal a cargo del caso no asistió a la audiencia realizada la tarde del viernes último, por lo cual se desconoce si apelará o no el fallo. Y es que el Ministerio Público había pedido que se imponga a la empresaria la pena de 2 años 8 meses de pena privativa de la libertad, el pago de 30 000 soles por reparación civil, sin perjuicio de devolver a los padres de familia la suma de 70 110 soles, como supuesta autora del delito contra el patrimonio en su modalidad de estafa.Sin embargo, el juez concluyó que la controversia entre la empresaria y los padres de los escolares “es un caso de naturaleza civil, por lo que es improcedente la causa penal”.Los padres de familia y la Fiscalía acusaron de supuesta estafa a Carola Córdova porque finalmente sus hijos, alumnos del quinto año de secundaria del Colegio San Vicente de la Barquera, no realizaron el viaje de promoción que habían contratado con la empresa Cole Travel de propiedad de Carola Córdova, y a quien entregaron 70 320 soles de adelanto.El juez Walter Dávila concluyó que no configuraba el delito de “estafa” porque no hay evidencia de “engaño” en el contrato firmado por la junta directiva de los padres de familia de la promoción y la empresaria para que los escolares realicen el viaje Huánuco, Lima, Ica, Arequipa, Cuzco, Puno, Desaguadero, La Paz (Bolivia), Tacna, Arica (Chile) por un valor total de 117 200, a razón de 1 465 soles por alumno (80 en total), ni en las acciones posteriores.También advirtió que fueron los padres quienes incumplieron primero el contrato, debido a que, según éste, debían entregar en el plazo de 15 días, a la firma del contrato, la autorización de la UGEL para el viaje, la misma que se tramita con, entre otros documentos, la carta notarial de los padres autorizando el viaje de su hijo, certificado médico). Dicho documento fue entregado 53 días después de firmado el contrato.El magistrado sostuvo que por este incumplimiento el viaje no se realizó el 27 de setiembre, como se había acordado, y se aplazó para el 15 de octubre con el compromiso de que la empresaria Córdova Facundo consiga de reventa los pasajes de Rail Tours (tren para viajar a Machu Picchu, Cuzco)Sin embargo el 15 de octubre tampoco se llegó a realizar el viaje, porque Carola resolvió el contrato aduciendo que los padres habían incumplido con depositar en la Dirección del Colegio el 40 % restante del contrato: 46 880, en garantía hasta la vuelta del viaje, y que —según el contrato— era causal de rescisión. Sin embargo, los padres adujeron que sí lo hicieron.El juez concluyó que existe duda en que si efectivamente los padres depositaron el dinero en la Dirección, o, como dice la empresaria, no lo hicieron.Sustentó su posición al señalar que si bien el presidente de la junta directiva de los padres de familia, el entonces director y tesorera del colegio dijeron que sí se realizó el depósito y mostraron una constancia con fecha 27 de setiembre, sin embargo, un peritaje practicado por la Fiscalía a la computadora de la Dirección del colegio reveló que dicha constancia se elaboró el 17 de octubre, un día después que Carola rescindió el contrato y mucho después del día que supuestamente se entregó el dinero.Walter Dávila consideró que los argumentos dados por el director y la administradora del colegio de por qué no elaboraron la constancia el mismo día que recibieron el dinero, resulta inverosimil.Y así concluyó que al existir duda de que la resolución del contrato fue arbitraria por parte de la empresaria, ésta favorece a la acusada y por lo tanto debe ser absuelta de la acusación fiscal.El juez dejó a salvo el derecho de los padres de familia  para que presenten la demanda civil en contra de la empresaria si persisten en que la resolución del contrato fue arbitraria. Pero también dejó a salvo el derecho de Carola Córdova de acudir a la Fiscalía Penal para denunciar por falsedad documental y a su disposición el expediente para que saque las copias certificadas que considere conveniente.La empresaria ha adelantado que presentará dicha denuncia contra el director del Colegio San Vicente Barquera, Fredi Sotomayor Herrera.Al finalizar la audiencia, una madre de familia se dirigió al juez mortificada con su decisión e insistió en su acusación en contra de la empresaria. (Diario Página 3)

Share this Article on :
 

©.-Lic. Julinho Aguirre Soto Director General.