N O T I C I A S:

Entrega de terrenos de Quicacán se acordó en asamblea

23 nov. 2018

Los terrenos adjudicados por el Gobierno Regional a los 69 socios de la Cooperativa Agraria de Producción Quicacán, beneficiarios de la Ley de Reforma Agraria, fueron distribuidos según el acuerdo aprobado por la asamblea general de socios realizada el 17 de setiembre del 2016 con 64 socios hábiles.

Así lo hizo saber Alberto Velásquez Rosales, presidente del Consejo de Administración de dicha Cooperativa, al negar la acusación en su contra de traficar con dichos terrenos.
Refirió que en dicha asamblea se acordó que a cada beneficiario le correspondía una hectárea de terreno en la parte abaja y otra en la parte alta, además de cumplir los compromisos asumidos por las diferentes directivas con los abogados, benefactores y apoyantes (hijos de socios o de extrabajadores) que participaron en los 40 años del proceso judicial para conseguir la adjudicación de las tierras.

En ese sentido precisó que se adjudicó terrenos a 70 socios, a 30 extrabajadores de la empresa comunal que ganaron el proceso judicial y se adjudicaron la fábrica de aguardiente que estaba en control de la familia Thorne, seis abogados, benefactores y 200 apoyantes aproximadamente.

Explicó que en el caso de los abogados los terrenos van de 2 a 3 hectáreas en pago por defender a la Cooperativa y vencer en el proceso judicial para adjudicarse la tierra, mientras que a los 30 extrabajadores les ha correspondido según su tiempo de servicios. A los benefactores, dijo, se les dio por apoyar económicamente a la cooperativa durante los 40 años de proceso judicial, así como a los apoyantes. En el caso de estos últimos los terrenos son más pequeños, dijo.

La distribución, dijo Velásquez, se hizo sobre la base de 116 hectáreas, pues del total el Gobierno Regional se reservó 26 hectáreas y otra parte de los terrenos están invadidos.
El directivo afirmó que quienes ahora invaden los terrenos de los socios, abogados, benefactores y apoyantes, no son parte de la Cooperativa o ya recibieron su terreno y lo vendieron y ahora quieren más.

Detalló que solo dos socias, las hermanas Fortunata y Máxima Velásquez no están cumpliendo los acuerdos de la asamblea y han invadido terrenos de otros socios, incrementando el área del terreno que se les adjudicó.  El hijo de Fortunata, Gustavo Palomino, es presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Quicacán que ha asegurado que recuperarán los terrenos entregados a “abogados, empresarios y funcionarios”.

Dijeron que Gustavo y sus hermanos han acaparado entre 4 y 5 hectáreas, además de haber repartido los terrenos de Corrales. “Ahora anda con gente desconocida”, dijeron. (Diario Página 3)
Share this Article on :
 

©.-Lic. Julinho Aguirre Soto Director General.