N O T I C I A S:

Luis Picón dejó 70 obras “enfermas” cuando salió del Gobierno Regional

27 sep. 2018

Cuando Luis Picón concluyó su gestión en el Gobierno Regional (2011-2014) se fue dejando 70 obras problemas, entre ellas las obras de agua y desagüe de Ambo, Pillco Marca y La Esperanza.

Así lo informó el exgerente de Obras de la actual administración del Gobierno Regional, Daniel Mallqui, quien explicó que cuando llegaron al Gobierno Regional en enero del 2015, encontraron 70 “obras problemas” por deficiencias en su expediente técnico, proceso constructivo, desbalance entre la ejecución física y financiera, falta de disponibilidad de terreno, resolución de contrato por el contratista.

De todas ellas, 45 se culminaron en la gestión de Alva, 12 están en ejecución, 5 en elaboración de expediente técnico, 3 por cerrar, 3 cerradas y 2 con deficiencias con conocimiento de la Contraloría General de la República.

Además, encontraron 48 obras de continuidad (de las cuales 47 terminaron en esta gestión y una sigue en ejecución) y 24 sin certificación presupuestaria (20 culminadas y 4 en ejecución).

De las 70 “obras problemas”, 17 son de agua y desagüe.

AGUA DE AMBO NO SE TERMINARÁ
La obra de agua y desagüe de la ciudad de Ambo inició el 2 de febrero del 2012 y debía culminar al año siguiente con un presupuesto de 18 507 747. 91 soles.

Al llegar la gestión de Alva detectó que tenía un desbalance entre el avance físico y financiero.

“Teníamos dos opciones: irnos a arbitraje [con el Consorcio Ambo JC1] o continuar con la obra realizando el sustento en el MEF [Ministerio de Economía y Finanzas] para que la población no tenga que esperar”, comentó, Darwin Benardo, quien presidió el Comité de Recepción de dicha obra. Indicó que opotaron por las gestiones en el MEF para continuar la obra que llevaba meses paralizada.

El 5 de diciembre del 2017 culminó el plazo de ejecución de la obra. La conformación del comité de recepción demoró meses debido a que supuestamente la obra no había sido terminada porque faltaba el cruce aéreo de la red del desagüe por el río Huallaga a la altura del puente Huancapata, el cual fue dañado por el Consorcio y denunciado por el Ministerio de Cultura.

“Decidimos recepcionar la obra con el 99.04 % de avance y dejar el 0.06 % que era el puente Huancapata porque existía presión de la población para que entre en funcionamiento la obra”, explicó el ingeniero civil.

La recepción duró tres meses —de marzo a junio del 2017— y se detectaron 3 368 observaciones. JC1 tenía plazo para subsanarlas hasta el 12 de diciembre del año pasado, pero finalizado su tiempo solo levantó el 16.97 %.

“Si esperábamos el ritmo del consorcio hubieran subsanado todo en dos años, no podíamos esperar ese tiempo”, comentó. “Se tomó la decisión de terminar la obra por administración directa”.

Para el expediente de saldo de obra, es decir levantar las observaciones, se requieren 7 millones y medio de soles. “Se ha desembolsado 1 100 000 soles y se está asegurando 1 500 000 soles para este mes”, explicó Bernardo.

Sin embargo, afirmó que el proyecto de agua potable y desagüe no se terminará este año. “No estará operativo, le tocará a la próxima gestión continuar”, lamentó al indicar que la obra terminará costando 35 millones de soles.

Tanto el Consorcio Huertas, encargado de la supervisión de la obra, y el consorcio Ambo JC1, ejecutor, están en arbitraje con el Gobierno Regional.

“OBRAS SIN CORAZÓN”
En el caso del agua y desagüe de Pillco Marca y La Esperanza, Daniel Mallqui informó que los proyectos no tenían la factibilidad de Seda Huánuco para dotar de agua.  “Eran obras sin corazón, no podían dar agua”, criticó.

Sin embargo, se inició la obra de Pillco Marca. “Cuando llegamos se había gastado 30 millones de soles en los 36 adelantos directos, reajustes y cartas de fiel cumplimiento, pero la obra tenía un avance menor al 50 %”.

Mallqui dijo que la gestión tuvo que buscar otros mecanismos para llevar agua a Pillco Marca. “Luego de varios estudios se determinó que el agua iba a salir de pozos tubulares”, comentó.

Actualmente la obra se ejecuta por administración directa y tiene un gasto de más de 45 millones de soles. Se está construyendo el primer pozo tubular que debe terminar a fines de octubre para dotar a la población 13 horas de agua. En el caso de La Esperanza se tuvo que reformular el proyecto porque tampoco tenía factibilidad de Seda Huánuco ni los terrenos saneados.

“También se abastecerá a la población con agua de pozos tubulares”, explicó el actual residente de la obra que ejecuta el Gobierno Regional por administración directa.
Esta obra demanda 45 689 063.97 millones de soles y tiene un avance físico de 36 % y debe llegar al 60 % al final de la gestión de Alva. (Diario Página 3)
Share this Article on :
 

©.-Lic. Julinho Aguirre Soto Director General.