N O T I C I A S:

.

.

Garu: La joya abandonada de Huánuco

02 octubre 2017

Será porque “Garu”, en quechua local significa “distante” “o lejano”, es que este impresionante centro arqueológico parece deliberadamente descuidado por el Gobierno Regional y las direcciones que tienen que ver con su puesta en valor, a pesar de haber sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación con Resolución Directoral n.° 569/INC el 17 de mayo de 2000.
Garu, está ubicado en el distrito de San Antonio de Choras, provincia de Yarowilka. Al parecer fue un centro urbano pre inca de origen yarowilca y posiblemente habría sido una sede político administrativa. Sobre Garu también hay la hipótesis de que el nombre podría estar relacionado con el grupo que creó el complejo: los yaros que quiere decir: rebeldes. Lo cierto es que desde aquí se controla el valle del Alto Marañón.
El área arqueológica se encuentra en una cara del cerro Cóndor Waganan o Cóndor Puquio (en ambos casos su significado es manantial del cóndor), el mismo que tiene una altura de 3700 metros sobre el nivel del mar y está dividido en al menos tres sectores distinguibles, estos son: la Zona Alta o Huaychao Punta, Zona Media o Gantu y Zona Baja o Jucchu, Son importantes dos edificios, principalmente de todo el complejo, además de la Gayarina: el Edificio de las Cinco Ventanas, que es una construcción que sigue el patrón de las bases rectangulares de Garu, y en el que se observa la presencia de ventanas de forma trapezoidal consecutivas en un mismo muro; y el Templo de las Tres Cruces cuya denominación fue cambiada por los pobladores el sábado pasado en la Fiesta de la Luna o Killa Raymi, en adelante se llamará Templo de las Tres Chakanas.
Las ventanas que se ven en la edificación parecen responder a un uso astronómico. Junto con estos también caben mencionar algunas otras construcciones: colcas, torres gemelas, y el Inti Huatana de Garu, la más frágil de las construcciones de este complejo arqueológico. La flora está compuesta de gramíneas, arbustos como el quishuar, quinual y saúco y los típicos bosques de eucalipto. Por el incremento de la población la fauna se está alejando así que con suerte podrá ver halcones, zorros o zorrillos antes comunes en la zona.
El trayecto es un atractivo aparte, a lo largo de la ruta a Garu, el turista se puede deleitar con la gran cantidad de paisajes andinos que puede ver alrededor, adornando todo el complejo y la ruta para llegar a él. En la entrada del complejo arqueológico podrá ver un albergue, pero no imagine que podrá usarlo, está arruinado por el abandono, y solo quedan calaminas que el viento hace sonar. Garu es un hermoso ejemplo de la arquitectura pre inca de la zona, recomendamos que lo visite antes que por la desidia de las autoridades el lugar se deteriore más. (Ahora)
http://www.ahora.com.pe/garu-la-joya-abandonada-de-huanuco/
Share this Article on :
 

©.-Lic. Julinho Aguirre Soto Director General.