N O T I C I A S:

.

.

Alcalde y juez de paz enfrentados por inscripción de cubana

26 noviembre 2015

La organización criminal que volvía peruanos a ciudadanos cubanos sigue dando que hablar por la presunta implicancia del ex alcalde del centro poblado de Antil, distrito de San Pedro de Chaulán, identificado como De la Rosa Javier Espinoza Jacha.
Según documentos obtenidos por Correo, el 15 de diciembre del 2014 Espinoza Jacha llega al despacho del juez de Paz, Ebancio Crispín Ramírez, con la finalidad de solicitar un certificado de extrema pobreza para que su supuesta hermana, identificada como Elena Espinoza Jacha, acceda al programa Juntos.
"“Pese a que no era mi atribución, porque no estamos facultados para entregar ese tipo de documento, accedí porque conocía a Javier y confié en él sin imaginar que terminaría envuelto en este lío”", explica Crispin Ramírez; mientras nos muestra el documento presentado a su despacho por la ex autoridad de Antil.
En la declaración jurada presentada el 15 de diciembre de 2014 indica que conoce a Elena, quien es hija de Javier Espinoza Pulido y Gerarda Jacha Vásquez, pero lo sorprendente del caso es que su supuesta hermana en realidad era una ciudadana natural de La Habana (Cuba), identificada por la Policía como Edelmys Silva Martins de 46 años.
La falsa peruana que dijo ser natural de Huánuco, tenía prisa por llegar a los Estados Unidos, pero fue detenida cuando intentaba tramitar su pasaporte en la Superintendencia Nacional de Migraciones.
El juez de paz aclara que el documento entregado al ex alcalde del poblado de Antil, tiene como fecha 15 de diciembre y la inscripción extemporánea de partida de nacimiento tramitada en la oficina de registro civil de Chaulán, es del 1 de diciembre.
“Los responsables directos son el alcalde por autorizar el trámite y el registrador civil Jorge Fidel Benancio Gonzales, quien firma el acta de nacimiento de la cubana”, declara.
Explica que el 23 de agosto recibe una notificación policial para que acuda a declarar ante la División de Investigación de Estafa y otras Defraudaciones de la Dirincri, por el caso de la cubana y en el cual se inicia la odisea para él.
“Revisando los documentos me doy con la sorpresa de que el certificado de extrema pobreza que entregué a Espinoza Jacha tiene como fecha 15 de diciembre, luego que la municipalidad registró a la ciudadana”, dice la autoridad.
En la declaración jurada presentada el 1 de diciembre del 2014 ante la oficina de Registro Civil de Chaulán, Elena Espinoza Jacha, explica que no pudo inscribirse oportunamente, porque estaba fuera por motivo de trabajo.
Luego de firmar, la falsa peruana rellenó el formulario dactiloscópico con sus huellas, el cual fue presentado al Reniec para tramitar y obtener su documento de identidad.
Sus testigos de inscripción extemporánea de nacimiento que declararon conocer a Elena Espinoza Jacha son: Luciano Bonilla Espinoza, natural del poblado de Rangrash, y Luman Espinoza Majino domiciliado en Chaulán. Ambos serán llamados a declarar en el caso “inscripción fraudulenta”, porque sus firmas figuran en el acta de inscripción.
“Cuando pregunté al registrador cómo había aceptado la inscripción de una persona que no conocía, me dijo que si había llegado a su oficina una señora de ojos celestes”, dijo Evancio Crispín. El trámite fue hecho un solo día, 1 de diciembre del 2014.
Sobre su no asistencia a la citación policial en Lima, dijo que pidió que reprogramen, pero no recibe respuesta. (Correo)
Share this Article on :
 

©.-Lic. Julinho Aguirre Soto Director General.